Saltar al contenido

Aprendizaje Multimodal: ¿realidad o utopía?

Audio 01
Audio 02
Audio 03
Audio 04
Audio 06
Audio 07
Audio 08

Para cerrar la jornada, les dejamos algunas ideas claves de este encuentro:

🔸 Desde la definición de «modalidad» y «multi», se puede indicar que Multimodalidad es el modo de manifestarse algo varias veces.

🔸 Al circunscribir la Multimodalidad al hecho educativa, se trata de las muchas formas en que puede generarse, darse y manifestarse los procesos formativos de enseñanza y aprendizaje.

🔸 La Multimodalidad no se trata solamente de abordar estrategias de enseñanza presenciales o a distancia, también involucra todos los elementos que componen cualquier experiencia formativa.

🔸 La idea del aprendizaje multimodal no tiene nada que ver con la aparición de las TICs, aunque lo apoyan grandemente. Tampoco surge por las diferencias entre educación presencial y educación a distancia.

🔸 El origen del aprendizaje multimodal surge en la psicología cognitiva en los años 60, cuya finalidad es revisar cómo aprenden las personas.

🔸 Las teorías cognitivas nos indican que las personas tienen diferentes canales de recibir información, de forma visual, auditiva o kinestésica. De allí los diferentes estilos cognitivos de aprendizaje.

🔸 En la realidad, en la mayoría de las escuelas prevalece un único canal de aprendizaje: el auditivo, porque se piensa que es la forma común de transmitir conocimientos.

🔸 En la pandemia, se popularizaron las plataformas como Zoom o Meet, porque precisamente le permitieron al docente seguir dando clases magistrales (canal auditivo). Entonces, ¿cambió el modo del aprendizaje? Definitivamente no, cambió el medio.

🔸 Debemos diferenciar el proceso de enseñanza y el proceso de aprendizaje, que aunque están íntimamente relacionados, no son lo mismo.

🔸 En dichos procesos, los docentes debemos tomar en cuenta los diferentes estilos cognitivos de nuestros estudiantes en cuento a la adquisición del aprendizaje.

🔸 El aprendizaje es un proceso psicológico interno y complejo de la persona, lo que implica un cambio que va del no saber al saber.

🔸 Hay que desarrollar el saber saber, saber hacer, saber ser y saber convivir para generar aprendizaje multimodal. Para ello, se podría utilizar la Taxonomía de Bloom (Conocimiento, Comprensión, Aplicación, Análisis, Síntesis y Evaluación).

🔸 El aprendizaje tiene tres fases:
1️⃣ Adquisición del conocimiento.
2️⃣ Profundización del conocimiento.
3️⃣ Creación del conocimiento.

🔸 En la primera fase, el profesor debe ser capaz de seleccionar los mejores contenidos y materiales para que el aprendizaje sea real en los estudiantes.

🔸 Las personas tienen diferentes formas sensoriales de recibir la información; de manera que como docentes debemos presentar a nuestras estudiantes estrategias que le estimulen la adquisición de los aprendizajes por la vía sensorial preferente.

🔸 Desde una perspectiva constructivista del aprendizaje, los estudiantes aprenden más en la medida en que participan activamente en la construcción del conocimiento.

🔸 El aprendizaje multimodal tiene que ver con las posibilidades en el que el estudiante adquiere el conocimiento mediante diversidad de recursos que estimulen su canal sensorial de recibir la información.

🔸 Cuando se habla de estilos de aprendizaje se refiere a las formas y estrategias que el estudiante ejecuta para llevar a cabo su proceso de adquisición del conocimiento.

🔸 Básicamente hay cuatro estilos de aprendizaje:
1️⃣ El activo (requiere tareas que suponen retos).
2️⃣ El reflexivo (es analítico; analiza y recopila datos).
3️⃣ El teórico (adapta e integra sus observaciones en las teorías; hace fundamentación lógica).
4️⃣ El pragmático (prueba y experimenta el aprendizaje).

🔸 Para promover diversidad de actividades para los estudiantes, hay que considerar los diferentes tipos de inteligencia.

🔸 Es importante que desde nuestras instituciones se promuevan procesos de aprendizajes híbridos, combinando estrategias presenciales y virtuales en un mismo diseño educativo.

🔸 En función de todo lo expuesto, es esencial que el docente adquiera Competencias Tecnooedagógicas que le permitan usar con sentido educativo las tecnologías disponibles.