Audio 1
Audio 2
Audio 3
Audio 4
Audio 5
Audio 6
Audio 7
Audio 8

Resumen de ideas clave

Escuchadas las disertaciones de nuestros invitados, les ofrecemos una serie de puntos claves para recordar:

  • El espacio para el ser humano es público (plazas, iglesias, avenidas, centros culturales, entre otros) y privado (el hogar, casa, apartamento).
  • En estos momentos de pandemia se nos pide vivir en nuestro espacio privado, el hogar. En este sentido, las actividades en el hogar han variado.
  • En el hogar se satisfacen las necesidades básicas de los miembros. Esto ha sido una función del hogar desde la antigüedad. En este convivir, el espacio privado se convierte en un refugio para el bienestar y afectos entre los integrantes.
  • En esta pandemia, el resguardo en el hogar nos ha llevado a repensar su función, sobre todo en el ámbito educativo, pues la educación ahora es desde casa. Por lo tanto, es un núcleo en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Llevar la escuela a la casa comienza cuando observamos los espacios de la misma como experiencias de aprendizaje.
  • Hace tiempo se sacó del currículo materias como «hogar», «manualidades» y «taller de cocina». Con esta dimensión hogareña de la pandemia estas asignaturas vuelven a tomar fuerza educativa.
  • ¿Qué tipo de aprendizaje se maneja desde el hogar? Un aprendizaje desde la experiencia. La experiencia transforma y modifica nuestra conducta, por lo tanto ocurre un aprendizaje.
  • A través de la experiencia le asignamos un «título» a lo que nos acontece a modo de recuerdo. Ese recuerdo se convierte en aprendizaje.
  • Un aprendizaje a partir de la experiencia debe tener un continuo, es decir, lo anterior se relaciona con lo nuevo y así sucesivamente. La continuidad y la interacción son indispensables en el aprendizaje desde la experiencia.
  • Ideas para un aprendizaje a partir de la experiencia:
  1. Reconocer no es independiente de nuestras emociones.
  2. Cada aprendiz construye de forma particular su aprendizaje.
  3. El aprendizaje es holístico, relacionado con el hacer.
  4. El aprendizaje se construye también de forma social.
  5. El aprendizaje está influenciado por las experiencias pasadas.
  • Un aprendizaje desde la experiencia es real cuando tiene cierta significación para la persona.
  • Un aprendizaje desde la experiencia amerita de un currículo flexible, basado principalmente en la formación por competencia.
  • El hogar es un epicentro donde ocurren muchas cosas que, aunque parezcan cotidianas, permiten alcanzar experiencias y aprendizajes.
  • La clave para pasar de una situación cotidiana en el hogar a una situación de aprendizaje implica que a la primera le demos una definición e intención.
  • Una situación cotidiana en el hogar, por ejemplo, hacer una comida o arreglar una cerradura, puede convertirse en situación de aprendizaje cuando problematizamos su resolución, a partir de los recursos con los que se cuenta.
  • Cada integrante de la familia, desde su saber y hacer, pueden intervenir en la solución de situaciones cotidianas. En conjunto se llega a un aprendizaje desde la experiencia.
  • La resolución de situaciones cotidianas en el hogar se convierte en un laboratorio de aprendizaje que al final es un producto que beneficia a todos los integrantes.
  • Hablar de «hogar» es hacer referencia, no sólo a una casa, sino a vínculos biológicos y afectivos entre los miembros, es decir, la familia.
  • El hogar familiar, en tiempos de COVID-19, se convierte en un lugar propicio para la coeducación (reunión o cooperación en torno a la educación). Este proceso es amplio y abierto donde, en medio de esta situación de cuarentena social, incide directamente la familia.
  • Sin menoscabar el rol de la educación formal, la coeducación en el hogar se convierte en un espacio de aprendizaje significativo al estar vinculado con la dimensión afectiva entre los miembros.
  • Los cuentos de la abuelita pasan a ser parte de la memoria histórica local que se transforma en aprendizaje desde el hogar a partir de la experiencia de una de sus miembros.
  • El hogar, en medio de esta situación pandemia, es el único espacio cercano donde los niños/as y jóvenes desarrollan todas sus actividades, por lo tanto se convierte en un laboratorio (vivir y valorar la experiencia).
  • Tomar parte en el hogar significa convertir situaciones diarias en espacios de emprendimiento y de proyectos tecnológicos (desde una educación en tecnología).
  • Los relatos en el hogar son una especie de marco de referencia en las experiencias vividas por la familia.
  • Los relatos de experiencia se convierten en dispositivos de aprendizaje cuando están debidamente engranados de forma secuencial.
  • Para que las experiencias en el hogar sean para el aprendizaje, deben ser básicamente reflexionadas (preguntarse por qué, analizar, repensar).
  • La situación generada por la pandemia ha propiciado que se haga más evidente el desequilibrio de los roles en el hogar: a la mujer le toca atender los deberes, el teletrabajo, las actividades escolares de los hijos, entre otras tareas.
  • El propósito conjunto entre hogar y escuela debe ser que el estudiante descubra sus potencialidades, actitudes, talentos, inteligencias y valores.
  • Los docentes deben ver a la familia como colaboradores en el proceso didáctico de enseñanza y aprendizaje.

Categorías:

Twittear
Compartir
Compartir
Pin