Audio 1
Audio 2
Audio 3
Audio 4
Audio 5
Audio 6
Audio 7
Audio 8
Audio 9
Audio 10

Resumen de ideas clave

Luego de la excelente disertación de nuestras invitadas y de los valiosos aportes e inquietudes de los participantes, presentamos algunas ideas claves que se puntualizaron durante este forochat:

  • Según la UNESCO, la pandemia dejó alrededor de 1.200 millones estudiantes y 63 millones de docentes fuera de las escuelas y universidades a nivel global.
  • En el caso de Venezuela, no se tienen cifras exactas de cuántos estudiantes y docentes están ahora fuera de aula, lo cierto es que la situación sanitaria tomó por sorpresa al sistema educativo del país.
  • Ni siquiera las instituciones educativas con modalidad de educación virtual estuvieron preparadas para enfrentar esta crisis por el COVID-19. Sus propuestas de educación virtual no están diseñadas para atender una situación como en la que está inmersa la educación venezolana en estos momentos.
  • En nuestro país, no estamos ofreciendo educación convencional en línea, sino más bien una educación remota de emergencia.
  • A diferencia de otros aspectos que se pueden atender en situación pandemia de forma casi inmediata, la educación no es un tema que en dos o tres semanas se puede planificar para atender a la población estudiantil que ahora está fuera del recinto escolar.
  • Es importante destacar que existen tres claves para gestionar la educación en caso de emergencia como la actual: la preparación, la respuesta y la recuperación. El primer proceso no puede ser de pocas semanas; por ello, es imprescindible que los planes de educación estén en constante actualización.
  • La respuesta educativa en Venezuela debe ser la de migrar a modalidades de educación bajo herramientas tecnológicas de bajo coste e interfaz sencilla. Para ello, el docente también necesita formación.

De cara a la realidad tecnológica de la educación de hoy, las expositoras hacen cuatro propuestas:

  1. Los directores y coordinadores de los centros educativos deben monitorear el tema de conectividad y formación tecnológica de los docentes.
  2. Redistribuir la carga docente hacia aquellos profesores que tienen más acceso y dominio tecnológico.
  3. Extraer de la comunidad educativa asesores tecnológicos en apoyo a los docentes.
  4. ¡Mirar al futuro! Es decir, desde ya pensar en nuevos planes educativos pospandemia.

Desde la mirada al docente, también se plantean algunas acciones:

  1. El docente debe conocer las herramientas y plataformas que le sirvan para atender la educación a distancia, incluyendo las que soporta su celular o computadora.
  2. Alternar los recursos. No usar una sola plataforma donde colgar contenido para los estudiantes.
  3. El uso del WhatsApp presenta muchas ventajas, pero también desventajas: tantos audios y vídeos recarga la memoria del celular y amerita gasto de saldo o megas.
  4. Los screenshots son una opción liviana para capturar pantallas en nuestros celular. Se podría utilizar para capturar textos con información para los estudiantes utilizando el bloc de notas del smartphone.

Debemos considerar que aún estamos en la fase de «respuesta» para atender una educación remota y a distancia. De allí que debemos considerar tres escenarios particulares: la falta de familiarización de los docentes en el manejo de herramientas tecnológicas; la conectividad del docente y estudiante; y el uso inadecuado que se le da a algunas plataformas.

Los escenario educativos postpandemia serán inéditos y se necesita de la acción conjunta entre académicos, investigadores y maestros para dar oportuna respuesta a la educación.

Respuestas a algunas interrogantes durante el forochat:

  • No sólo WhatsApp es una herramienta para la educación virtual. Ella amerita un sistema Android avanzado y demandan megas. Otras opciones son el bloc de notas y el correo para enviar información a los estudiantes.
  • El WhatsApp no se hizo para la educación, sino para la comunicación. Ello le coloca algunas desventajas. Por lo tanto no se debe depositar en ella toda la información.
  • Desde la Universidad Simón Bolívar se están implementando talleres exprés para los docentes que no tienen formación tecnológica, en el uso de herramientas sencillas para la educación a distancia, como el correo, los bloc de notas, WhatsApp, Telegram, entre otras.
  • En Venezuela es necesario establecer alianzas con entes internacionales para resolver problemas tecnológicos en Venezuela de cara a la educación, como la conectividad.
  • La mensajería de texto y las llamadas telefónicas son opciones muy sencillas para llevar una educación a distancia. Para ello el docente debe contar con un registro de los números de teléfono de los familiares.
  • Los mensajes de texto son funcionales en cuanto a que es una forma de comunicación sencilla y que todos manejan. Por tanto, es valiosa en circunstancias didácticas y de emergencia, ya que no necesita internet.
  • Existen varios aspectos positivos en esta respuesta a la educación a distancia: hay docentes que están adaptando lo que tienen para atender la situación.
  • Acompañar a los estudiantes en medio de esta situación educativa implica ser disciplinados y establecer la autorregulación, es decir incentivar a los estudiantes a que sepan ser protagonistas de su aprendizaje.
  • El correo electrónico es de bajo coste, todo teléfono inteligente tiene acceso a esta plataforma. Sus mensajes llegan con una velocidad de navegación mínima. En el caso de Gmail se puede tener una serie de herramientas educativas como Google Classrrom, pizarra digital, blog, entre otras.
  • Las plataformas Hangouts y Google Meet son ideales para conferencias virtuales, e inclusive consumen menos megas de navegación.

Categorías:

Twittear
Compartir
Compartir
Pin