Sumario: Por estos días se celebra en Nueva York la Asamblea General de la ONU y 140 jefes de Estado y gobierno –o sus representantes– se están dando cita para evaluar los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) aprobados en dicho organismo mundial hace 8 años. Son 17 objetivos para salvar al mundo, hacerlo más justo. La meta es que se alcancen en el 2030. ¿Cómo va su cumplimiento? ¿Y en Venezuela? Sobre ese tema escribo.

Ya en la apertura de dicha Asamblea, Antonio Guterrez, actual Secretario General de la ONU, adelantó algunos datos. Subrayó el tema del cambio climático, relacionado con el ODS N° 13 (Acción por el clima y con otros), dijo que el cambio climático está matando mucha gente y dio un espaldarazo a los que defienden el ambiente. Planteó que “estaban del lado correcto de la historia”. ¿Le habrán oído en aquellos países donde ser defensor del ambiente es un riesgo? Se deben incluir aquí a los hermanos indígenas, los de la Amazonia, que han cuidado de la naturaleza por siglos y hoy están siendo desalojados de sus territorios. por mencionar unos datos. Guterrez mencionó también la tragedia que significa la contaminación y la pérdida de la biodiversidad. Habló de la importancia de “pensar verde”. ¡Nos gusta esa expresión: pensar verde!

De igual manera hizo referencia que solo un 15% de esos ODS estaban avanzando en algunos países. Recordó que hace 8 años se habló de “no dejar a nadie atrás”. Habló del hambre de muchos, de la necesidad de cuidar las energías renovables y no seguir con esas como el carbón; habló de la importancia de hacer asequible la tecnología, el internet para todos (aunque no lo dijo así). Mencionó la necesidad de la educación de calidad para todos (ODS N°4) y la necesidad de transformarla.

Por supuesto mencionó la existencia de conflictos bélicos. Recordemos que la ONU se creó para preservar la paz del mundo y ya sabemos cuántos conflictos bélicos están afectando varios países en el mundo, no solo Ucrania, invadida por Rusia.

Y aquí, en Venezuela, ¿cómo están esos ODS? Mencionemos solo algunos.

Recordando palabras dichas hace 8 años en esa Asamblea donde se aprobaron los ODS y que fueron oídas de nuevo en estos días, se quiere “compartir el bienestar”. Pues en Venezuela lo que ha crecido es la desigualdad social, unos pocos con mucho y muchos con cada vez menos posibilidades de vivir dignamente. Basta con ir a algún supermercado: unos pocos carritos llenos, con productos caros entre otros y gente con apenas un kilo de harina, tal vez arroz, un par de tomates… Caritas recuerda cómo ha crecido el porcentaje de niños desnutridos, por ejemplo. Pregúntenle a @SusanaRafalli sobre las secuelas de esa mala alimentación en muchos niños y niñas. Nada de “compartir el bienestar”, de acabar con la pobreza. Se nos está igualando por debajo.

En relación a los ODS que tienen que ver con la ecología, el cambio climático, como el ODS N° 13 (Acción por el clima) o el 15(Vida de ecosistemas terrestres). Pensemos solo en el estado Bolívar y el Arco Minero del Orinoco, con toda esa promoción que se hace a la minería nada ecológica. ¿Alguno de ustedes ha visto esos cráteres que quedan con la extracción de oro? Pregúntenle a la UCAB-Guayana, que tiene un trabajo en esos pueblos del sur, pregúntenle a SOS Orinoco o el ambientalista Alejandro Álvarez… Por un lado, el gobierno desaloja Yapakana, pero al Arco Minero del Orinoco ni lo mencionan.

Y hablemos finalmente del ODS 4 sobre la “Educación de calidad”. Ya sabemos que en Venezuela la educación está en emergencia desde hace años, que los salarios de nuestros maestros de la Educación Pública, el 86% de la educación del país, semanas con solo dos días de clases, infraestructura escolar en el suelo (según la FVM solo el 30% está en condiciones para recibir alumnos en este nuevo año escolar) y no olvidemos al casi millón y medio de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que están fuera de las aulas. ¿Para el 2030 podremos decir que en Venezuela tendremos educación de calidad para todos, como lo dice el artículo 103 de nuestra CRBV?

Hay mucho qué hacer en Venezuela para avanzar en estos ODS, tan necesarios, deseables y justos. Se requiere de una ciudadanía activa que conozca, se organice y participe. Todos somos necesarios. Súmese usted también.

Redes sociales: @luisaconpaz

Twittear
Compartir
Compartir
Pin